Nosotros

Un poco de historia

El Primer Estudio Mercado se formo en el año 1987, en una época difícil para el país que salía de una Estado Autoritario y de una política centralista planificada e ingresaba a una democracia sin la cultura, instituciones y madurez necesaria.

A principios de los noventa, y luego de un vacío de veinte años, participamos, vía fusión, en la creación de un Estudio de abogados, de los llamados “grandes” que en apenas pocos años de formado y bajo la presidencia ejecutiva del Dr. Mercado, se ubico entre los mejores Estudios De Abogados de la capital limeña, según una encuesta de Tironi & de la Flor Comunicación Estratégica, afiliados a Public Relations Worldwide Edelman, una de las primeras encuestas especializadas realizadas sobre Estudios de Abogados en Lima. Este Estudio destacó en todos los rubros elegidos por la firma encuestadora, pese a su corta existencia y a competir contra Estudios con 50 años o más en nuestro medio.

Comenzado el nuevo siglo y desde su posición de catedrático de la Universidades como la Pontificia Universidad Católica del Perú, Universidad de Lima y la UPC, en los que dictaba curso como “Deontología Forense, ética y temas” y “El Servicio Profesional”, el Dr. Mercado fue testigo de excepción de cómo la globalización afectaba a las grandes firmas y a la vida personal de sus abogados. Desde ese entonces, tuvo la innovadora idea de crear una organización diferente y original en nuestro medio, al observar que muchos de los mejores abogados del país eran reacios a integrarse a los llamados “Estudios Grandes”. Con los que resistieron o especializaron sus pequeñas o medianas para regirse en adelante de acuerdo con sus propios patrones y convicciones, pero, por sobre todo, en defensa de sus particulares proyectos de vida profesional. Surgió así el potencial y la idea de una alianza estratégica de profesionales.

La alianza estratégica es el marco que reúne a todos los miembros de la Alianza; sin embargo a nivel operativo se forman consorcios, según las necesidades propias del “proceso” encargado.